El rápido desarrollo tecnológico que vivimos en donde lo digital prima por sobre lo análogo, trae consigo nuevos paradigmas empresariales. Gracias a plataformas de trabajo colaborativo y la facilidad para acceder a recursos y mantenerse en comunicación constante con terceros, el trabajo se vuelve más flexible y puede realizarse desde prácticamente cualquier lugar. La tecnología está respondiendo a estos cambios con apps que enfrentan los desafíos y potencian las enormes posibilidades de esta nueva época con respecto al talento de las empresas.

¿Cuáles son las características de las nuevas dinámicas y espacios de trabajo?

La transformación digital no solo trae consigo cambios en los procesos empresariales o en la cultura organizacional, sino que también influye en el valor y significado que las personas dan a su trabajo. Trabajo remoto, generaciones mixtas, burn out o hiperconectividad definen el cómo, cuándo y dónde se llevan a cabo las labores. Para recursos humanos, identificar las necesidades y expectativas de los colaboradores marca la pauta en su estrategia para atraer, contratar y retener los mejores talentos que estén alineados con la cultura corporativa.

Los modelos laborales actuales y metodologías de desarrollo de proyectos funcionan de manera colaborativa, por lo que las empresas deben contar con espacios abiertos que permitan fortalecer las dinámicas grupales, por supuesto, sin dejar de lado ambientes e instancias individuales en las que los trabajadores puedan aislarse de elementos distractores.

Debido a la sobrecarga de información que puede desconcentrar y mermar la productividad, los empleados deben combinar momentos de hiperconectividad con desconexión digital. Los nuevos espacios de trabajo conjugan diseño, selección de materiales y acústica para favorecer la concentración y evitar interrupciones o distractores.

El trabajo remoto o home office: derribando modelos tradicionales de trabajar

En la actualidad, la importancia que se da al balance entre trabajo y vida personal ha propiciado la búsqueda de empleos que permitan el trabajo desde casa, una tendencia que cada día cobra mayor importancia a nivel global. De hecho, y de acuerdo con un informe de Gallup, entre 2012 y 2016 el número de personas que trabajaban a distancia pasó de 39% a 43%, dando cuenta de un cambio en el paradigma laboral.

Sin embargo, el trabajo remoto no está dado solo por la localización, objetivos claros, KPIs definidos, contar con el equipamiento adecuado son solo algunos de los requisitos para tener en cuenta. Propiciar un ambiente de confianza, con múltiples formas de comunicación y red de apoyo, hacen que este modelo sea tendencia ahora, haciendo que los colaboradores se sientan empoderados de sus funciones, dándole un nuevo significado a sus labores.

¿Ha notado que los equipos de trabajo son más diversos que nunca?

Se estima que, para 2025, los millennials conformarán aproximadamente el 75% de la fuerza laboral. Esta generación, que abarca a las personas nacidas entre 1980 y 1990, posee expectativas bien definidas sobre cómo debe ser la empresa donde desean trabajar.

En primer lugar, los millennials buscan un trabajo con significado y propósito, por lo que se inclinarán por una compañía que se ajuste a sus valores, en donde puedan desarrollar todo su potencial. En la misma línea, se muestran entusiasmados ante la perspectiva de trabajar en empresas con tecnología innovadora, mientras que el uso de sistemas anticuados puede causarles frustración.

Pero no solo los millennials están presentes en los espacios de trabajo, ya que generaciones anteriores aún permanecen activas: se estima que -en 2024- el 25% de los empleados tendrá más de 55 años, dando lugar a una fuerza laboral bastante variada, lo que puede derivar en conflictos por la brecha generacional al tener cada grupo diferentes valores de trabajo, percepción de la autoridad y perspectiva de la vida en general. Para evitar fuertes divisiones dentro del equipo, los líderes deben comprender qué valores motivan a cada grupo, crear técnicas de administración capaces de satisfacer las necesidades de cada generación e incluir programas de capacitación que permitan a todos los trabajadores sentirse empoderados y competentes.

Desafíos para las empresas ante la nueva fuerza laboral

De acuerdo con un análisis de Gallup, solo un tercio de los empleados en los Estados Unidos se siente comprometido con su trabajo, y solo uno de cada cinco tiene la motivación que lo impulsa a realizar un trabajo sobresaliente. Atendiendo a lo anterior, es necesario que los líderes creen estrategias de capital humano que tengan como base la comunicación horizontal, favoreciendo la atracción y retención de talento gracias a una cultura organizacional integradora.

Para elegir y atraer empleados calificados -y crear estrategias de retención efectivas-, las empresas pueden apoyarse en herramientas tecnológicas como Microsoft Dynamics 365 for Talent, una solución perfecta para gestionar el capital humano y lograr resultados empresariales de alto impacto.

Las necesidades de la fuerza laboral moderna continúan definiéndose a diario, y exigen un análisis detallado por parte de las empresas para obtener la información que les permita crear las estrategias de atracción y retención necesarias, pues solo así es posible mantener satisfechos a los colaboradores y poder conformar equipos sólidos.