Según la Cámara Nacional de Comercio, las ventas en línea registraron un alza real de 31,7 % en 2017, lo que demuestra que la experiencia de compra online es una atractiva forma de adquisición de productos.

Sin embargo, en su mayoría, los servicios al cliente presentan dificultades debido a la burocratización de sus procesos internos que provocan insatisfacción en los usuarios.

Automatización e IA para mejorar el flujo de información

Una de las soluciones es aumentar el uso de tecnología con el fin de mejorar y agilizar los procedimientos de atención durante y después de la compra.

La automatización es un sistema donde se confieren tareas de producción a un conjunto de elementos tecnológicos, desarrollándolas de manera programada y controlada. En simples palabras, es un “piloto automático” que permite que los empleados ocupen tiempo en otras tareas productivas de la empresa.

Por otro lado, la inteligencia artificial es un conjunto de algoritmos materializados en programas informáticos que persiguen imitar el cerebro humano.

Una de las disciplinas de la inteligencia artificial es el machine learning, el cual crea sistemas para “aprender” automáticamente y de forma autónoma – es decir – identifica patrones en una gran cantidad de datos para pronosticar comportamientos futuros corrigiéndose de forma independiente.

Para llevar a cabo todas estas soluciones existen tecnologías más específicas como los bots y el CRM.

¿Qué son los bots?

Los bots son una herramienta informática que busca comunicarse con el usuario imitando la conducta humana. Cumplen varias funciones como editar textos, responder preguntas, enviar correos y moderar conversaciones.

Actualmente se realizan tareas en plataformas como YouTube, Twitter, Facebook o Instagram a través de distintos bots. Su uso en áreas como el servicio al cliente permite mejorar la entrega de información y ayuda al usuario.

Los chatbots, por ejemplo, son programas que simulan tener conversaciones con personas al entregarles respuestas automáticas a solicitudes realizadas por el consumidor.

Incorporar esta aplicación permite a una empresa entregar una ayuda personalizada, mantener cercanía con el usuario y resolver sus dudas de forma ágil, entre otros beneficios.

¿Qué es el CRM?

El CRM es un programa que permite gestionar de manera efectiva y personalizada el servicio al cliente en función de sus necesidades. Microsoft Dynamics 365 tiene funciones diferenciadoras como la interacción con los clientes a través de distintos canales, ya sea una página web o redes sociales. Al tener información capturada por Dynamics, el ejecutivo tendrá los datos a la mano para ofrecer una atención consistente y personalizada.

Otra de las características principales es la capacidad de aprender del comportamiento de los usuarios, conocer su satisfacción y analizar las principales tendencias en redes sociales

Microsoft Dynamics nos permitirá integrar constantemente nuevas funciones y distintas plataformas, lo que significa innovación continua en una pronta respuesta.

Beneficios de la aplicación de la tecnología para el Servicio al Cliente

1 – Recopilación de información

La aplicación de machine learning en sistemas de inteligencia artificial permite ofrecer servicios a los usuarios de forma segmentada identificando sus gustos, áreas de interés y problemáticas en el proceso de venta.

Es así como las empresas pasarán de ser reactivas a proactivas, ya que con la información agrupada en bloques se puede crear una base de datos que permita predecir comportamientos.

Al otorgarle variables a los algoritmos, estos analizarán la información de la big data y predicen lo que requiere el comprador, por ejemplo, en una llamada al servicio de call center.

2 – Mejor interacción

El tener una base de datos centralizada con toda la información de cada uno de los clientes, le permitirá al trabajador o al sistema tener una comunicación fluida y personalizada. Lo anterior, se logra utilizando un CRM ya que agrupa los datos entregados en las múltiples plataformas mostrándolos en tiempo real y desde cualquier dispositivo.

Además, la tecnología CRM permite a los empleados administrar y resolver problemas rápidamente ya que dichos sistemas favorecen la comunicación entre distintos departamentos.

3 – Menos tiempo, mejor experiencia

Teniendo en cuenta lo anterior, el cliente verá reducido considerablemente los tiempos de espera cuando requiera atención. Utilizar sistemas de inteligencia artificial integrando machine learning permitirá estudiar los comportamientos, predecir y entregar información a través de algoritmos. Incluso, la utilización y gestión de una base de datos permite tener al alcance la información y posibles procedimientos en tiempo real.

Las tecnologías vistas permiten sintetizar procesos, mejorar tiempos de respuesta y por ende la satisfacción del cliente. Integrar herramientas como los bots o CRM ayudarán a agrupar la información, captar de manera más rápida lo que se requiere y entregar soluciones correctas. Con la información provista por la tecnología se pueden prever soluciones, y mejorar los errores en la ayuda al cliente.

Matías Contreras
Matías Contreras
CRM Senior Consultant en AlfaPeople