La cadena de suministro de la industria alimentaria vincula gran variedad de actividades, tales como, la adquisición de materias primas, su procesamiento hasta el consumo humano final y su distribución.

Este hecho involucra la cosecha de alimentos, su manejo y almacenamiento, el procesamiento y empaquetado y su distribución y venta. Todo esto, a través de múltiples actores que van desde agricultores, hasta transportistas y clientes finales.

Según el Banco Interamericano de Desarrollo, el uso de las nuevas tecnologías puede ayudar a optimizar cada una de estas etapas de la cadena de suministro.

De esta manera, su transformación digital promete generar ganancias en materia de eficiencia y tiempos. Además, facilitar el flujo de productos e información a lo largo de los canales de comercialización.

Por eso, la aplicación de la tecnología es clave para su desempeño.

Innovaciones destacadas dentro de la industria alimentaria

Conoce estas cinco innovaciones que destacan en la gestión de la industria alimentaria.

1. Software de gestión ERP para la integración de la cadena de suministro en la industria alimentaria

En la industria alimentaria es necesario implementar sistemas de autocontrol para asegurar la calidad y la trazabilidad de los alimentos. Se trata de un sistema de gestión empresarial ERP (Enterprise Resource Planning) aplicable a los procesos relacionados con los alimentos.

Esto en cuanto a su preparación, fabricación, envasado, almacenamiento, transporte, distribución, manipulación, venta y suministro al consumidor.

Es un sistema que ayuda a racionalizar los recursos y mantener una documentación actualizada del control de los procesos. Así, con un ERP se pueden integrar todas las funciones que están dentro de la cadena alimentaria.

Esta automatiza y gestiona los flujos de información y la planeación de los recursos dentro y fuera de la cadena.

Además, utilizar un sistema ERP en la industria alimentaria para organizar y supervisar todas las áreas de la cadena de suministro puede ayudar a mitigar la pérdida y el desperdicio de alimentos.

Esto se debe a que la gestión de alimentos implica la supervisión de la cadena de suministro. Adicional a garantizar la calidad, el sabor y la seguridad de todos los artículos vendidos.

2. Internet de las cosas (IoT) para controlar procesos

La aplicación de IoT en la industria alimentaria está creciendo. Se refiere al conjunto de sensores, dispositivos y redes que conectan objetos con sistemas ERP. Estos generan información acerca de los alimentos y del entorno donde se encuentran.

Por ejemplo, en la agricultura se instalan dispositivos de precisión que monitorean la humedad y la temperatura de los cultivos. Estos generan información completa sobre el estado de los mismos.

Es una tecnología que se puede utilizar en la industria alimentaria para rastrear el recibo de material. También, para monitorear en tiempo real las existencias, detectar desabastecimientos, y dar seguimiento efectivo a las órdenes, entre otros.

Las tecnologías involucradas en el IoT que se enfocan en la identificación y el seguimiento son muchas. Las más conocidas son:

● Identificación por radiofrecuencia (RFID).
● Sensores inteligentes.
● Herramientas de picking automatizadas.
● Sistemas de gestión de almacenes (WMS).

De los cuales la RFID es ampliamente utilizada debido a las capacidades de identificación y seguimiento. Entre sus beneficios incluyen la simplificación de los procesos de negocios y la reducción del costo de mano de obra.

Además, la precisión del movimiento, ubicación del inventario, y el aumento constante de la eficiencia de los negocios.

3. Analítica y big data en la monitorización de los procesos de la industria alimentaria

Actualmente, el big data se usa con mayor frecuencia en la industria alimentaria para rastrear el estado de los productos a través de la producción, el procesamiento y toda la cadena de suministro.

Es una solución que te permite identificar desvíos sobre los procesos estándares, predecir resultados no deseados y prescribir el curso óptimo de acción.

En el nivel más básico, las empresas pueden utilizar etiquetas RFID para rastrear productos alimenticios. Esto lo hacen desde sus puntos de origen hasta plantas de procesamiento, transporte, almacenamiento, puntos de distribución y minoristas de alimentos.

Es una tecnología que puede usarse para extraer conjuntos de datos excepcionalmente grandes y descubrir patrones ocultos y correlaciones desconocidas.

Además, puntos de falla, tendencias del mercado, preferencias del cliente y todo tipo de información comercial útil.

4. La aplicación de códigos de barra para la trazabilidad y la seguridad alimentaria

La trazabilidad de productos confiere oportunidades de mejora en la cadena de suministro de la industria alimentaria.

Esta ofrece un flujo de información del producto a lo largo del proceso de rastreo a productores, proveedores y distribuidores. De modo que se observará el seguimiento de una unidad logística (producto) partiendo de un punto de origen hasta la entrega del mismo en el tiempo pautado.

Por eso, la codificación de alimentos es necesaria por razones logísticas de trazabilidad y seguridad alimentaria. Con esta tecnología es posible monitorear la conservación de los alimentos y aportar beneficios a la cadena alimentaria como:

● La visibilidad del movimiento de los productos a lo largo de la cadena de suministro. Esto permite identificar su origen y destino final.
● Mejorar la seguridad de los alimentos. Se registra y da seguimiento a las fechas de producción y caducidad de los productos.
● Optimizar los procesos de la industria alimentaria. Gracias a esto se identifican de forma correcta los productos y se garantiza que lleguen a tiempo al destino final.
● Con esta tecnología es posible tener más oportunidades para vender en las grandes cadenas comerciales.

5. Robótica en la automatización de almacenes

La adopción de robots en las infraestructuras logísticas ha sido muy rápida en la cadena de suministro de la industria alimentaria.

Esta genera ahorros significativos en mano de obra, procesos más rápidos y con menor nivel de error, operaciones 24/7 sin interrupción, mayor densidad de almacenamiento y menores gastos en servicios públicos dado que, por ejemplo, los robots no necesitan luz para operar.

Su optimización se hace a través del Sistema de Gestión de Almacenes WMS (Warehouse Management System) y Sistemas Multiagente MAS (Multi-Agent System).

Estos, conectados con el ERP, contribuyen con la gestión descentralizada y la planificación de la asignación de los productos con restricciones de compatibilidad.

Además, permite la asignación óptima de la ubicación de la mercancía. Con esto se evitan los riesgos de accidentes peligrosos que pueden generarse por la incompatibilidad entre productos.

También, el monitoreo de la vida útil y calidad de los alimentos perecederos en el almacén. Esto incluye una arquitectura configurable de sensores completos y un esquema de conmutación de red mejorado.

Estas tecnologías ayudan a optimizar cada una de las etapas de la cadena de suministro de la industria alimentaria.

Incorporar el IoT, el big data, los códigos de barra y las soluciones de inteligencia artificial como los robots es posible gracias a su integración con el sistema ERP.

Con ellas, puedes reducir los costos, maximizar las ventas, mejorar los tiempos y la ventaja competitiva de tu empresa.