La transformación digital es un generador de desarrollo en la industria de la construcción y en la reducción del costo de la mano de obra.

Representa un gran cambio, pues aumenta la eficiencia en la gestión de operaciones. También, reduce el uso de recursos al automatizar los procesos de producción y montaje. La mano de obra es clave.

De esta manera, genera un impacto positivo en la planificación de proyectos y los hace más confiables.

La transformación digital del sector de la construcción es clave para mejorar la productividad. Además, propone el uso de tecnologías como la metodología BIM (Building Information Modeling), una metodología que optimiza los flujos de trabajo con gran potencial para aumentar la productividad.

Esta tecnología puede ayudar a reducir costos, disminuir plazos y hacer un uso de recursos más eficiente.

Conoce estas 5 tecnologías de la construcción que apoyan la toma de decisiones y ayudan en la reducción de costo de la mano de obra.

1. Modelado de información para la construcción (BIM) para reducir el costo de la mano de obra

El BIM (Building Information Modeling) o Modelado de Información para la Construcción es un conjunto de metodologías, tecnologías y estándares. Estas permiten diseñar, construir y operar una edificación o infraestructura de forma colaborativa en un espacio virtual. Es un sistema dinámico de visualización virtual que usa una plataforma 3D inteligente para diseñar estructuras.

A través de ella, puedes generar y gestionar información mediante modelos tridimensionales en el ciclo de vida de un proyecto. Esta se comparte de forma estructurada con arquitectos, ingenieros y constructores, fomentando el trabajo colaborativo y dando valor al proceso. De esta manera, ayuda a agilizar la toma de decisiones y a reducir el costo de la mano de obra del proyecto.

2. Robots aplicados en la construcción que ayudan a reducir el costo de la mano de obra

Los robots ya hacen parte de la automatización de los proyectos de construcción. Son máquinas inteligentes que llevan a cabo diferentes tareas y ayudan a reducir el costo de la mano de obra. De hecho, uno de los robot de construcción más conocidos, Hadrian, es capaz de colocar 1.000 ladrillos por hora que equivale a construir una casa en 2 días.

Una de las novedades en el uso de robots como herramientas de construcción son los brazos mecánicos de última generación. Estos mejoran la eficiencia ayudando en tareas altamente repetitivas. También, los exoesqueletos, una maquinaria que protege a obreros de sufrir lesiones y que favorece la productividad.

3. Realidad mixta

La realidad mixta es un conjunto de simulaciones interactivas generadas en computadoras. Ofrece la sensación de estar mental y físicamente inmerso en la simulación del proyecto. Un casco inteligente de realidad aumentada puede ayudarte a visualizar diseños y modelos 3D a gran escala. Además, compara el trabajo real con el proyecto original, generando un flujo digital entre el empleado y la oficina.

Esta innovación contribuye a minimizar el costo de la mano de obra, pues proporciona una capacidad de colaboración y toma de decisiones en todo el proceso de construcción. Es una tecnología de modelado que ayuda a cambiar esquemas de diseños y renovaciones sin visitar la obra.

4. Drones

Los drones están siendo utilizados en los proyectos de construcción para medir el perímetro, transmitir coordenadas exactas, generar imágenes aéreas y monitorear las obras. Es la forma más viable de obtener imágenes en tiempo real de los edificios. Se trata de una tecnología que ayuda al seguimiento de las diferentes fases de la construcción.

Su uso da como resultado menos errores y una reducción en la línea de tiempo de meses a días. Esto ayuda a reducir costos en varias fases del ciclo de construcción, incluyendo el costo de la mano de obra. De esta manera, los drones pueden mejorar drásticamente velocidad, precisión y estándares de seguridad.

5. Impresión 3D

La impresión 3D se utiliza para fabricar partes de construcciones reduciendo así el costo de materiales y logística. Es una tecnología con diversos métodos empleados a escala de construcción. Entre ellos, la impresión de diferentes materiales, la extrusión, la unión de polvos y la soldadura aditiva y la construcción de maquetas en lugar de planos.

Además del beneficio obvio de reducir los costos de construcción, como el costo de la mano de obra, se logra una obra más veloz y con mayor precisión. Incluso, con su uso es posible insertar sensores inalámbricos en las paredes. Esto integra totalmente la tecnología al entorno construido en edificios inteligentes.

Todos estos increíbles avances tecnológicos han logrado optimizar la eficiencia y productividad en cada etapa de los proyectos de construcción. Con ellos, es posible agilizar la toma de decisiones y reducir gastos como el costo de la mano de obra. Todas son tecnologías capaces de llevar a cabo tareas de forma más rápida y con menor error en su implementación.