Conoce las ventajas de ‘conversar’ con los datos críticos de la compañía para una producción más eficiente y analítica.

Estamos hoy en día ya familiarizados con algunas prácticas y tendencias que se han convertido en nuevas necesidades para las compañías de la industria de la producción y la economía digital en su totalidad. Obtener datos, medir, analizar, hacer pronósticos, adelantarse a posibles fallos, concentrarse en el ‘core’ del negocio, en fin, convertirse en una compañía inteligente, gracias a soluciones tecnológicas, ya no es un lujo, es una necesidad.  

Al utilizar nuevas herramientas digitales para obtener y recopilar datos en tiempo real, las empresas productoras y de manufacturas deben incorporar rápidamente en sus operaciones la Ingeniería de Productos y Gestión de Información de Productos, con la cual podrán lograr la inteligencia necesaria para moverse de la mejor manera por las variadas etapas del proceso productivo.  

Vamos a lo concreto. Si estamos hablando, por ejemplo, de fabricar un producto alimenticio específico, necesitamos saber de porciones. Pero como estas porciones no son de 250 gramos, sino de toneladas, se debe tener mucho cuidado con lo que se está operando. Si pensamos en una báscula automatizada, que entrega la data a todo el sistema, esta debe entregar el dato exacto de cuánto y cuándo se estará recibiendo de determinado producto. El poder medir, no solo en alimentos, sino en fabricación en general, es una necesidad que debe tomarse con seriedad.  

“Para evitarme la entrada manual de ese dato exacto, me integro con esa báscula u otra maquinaria”, dice Ricardo Rodríguez Arrieta, Director de Desarrollo de Negocios de AlfaPeople. “Si se trata de versiones anteriores de Dynamics, me integro por medio de un web service y puedo generar aplicaciones, una Power App, en la que pueda registrar datos críticos de estos productos y que estos viajen a Dynamics y registrarlos en el sistema dentro del ERP en el módulo de producción”. 

 La clave está en la automatización de procesos esenciales de la producción y en la integración 

Las compañías manufactureras ya no están preocupadas de la obtención de los datos y la información, sino que la preocupación ahora es qué hacer con la data. Data estructurada y no estructurada, que incluso ya no proviene necesariamente del ser humano, sino de múltiples sensores y centenares de dispositivos industriales (IoT). ¿Y cómo una empresa puede adaptarse a estas tendencias y nuevos escenarios?  

El experto Director de Desarrollo de Negocios indica que en AlfaPeople ha trabajado en más casos de automatización. Un ejemplo, relata Ricardo, es entrar al disponible de los productos que se están fabricando, lo que en Dynamics se denomina “notificar como terminado”. Esto ayuda a identificar cuánto se produce y cuánta materia prima fue consumida. 

“Nosotros utilizamos varias funcionalidades, como el WMS avanzado (Warehouse Management System), que permite en el módulo de producción automatizar variados procesos, como conocer cuánta producción va a entrar al disponible”, explica Ricardo. 

Entonces Dynamics hace el cálculo e indica la cantidad de materias primas que se consumieron para determinado producto, mano de obra, costos indirectos de fabricación, entre otros. “De manera que, con todos estos datos, el sistema hace ‘un paquete’ y señala que aquel producto terminado que está entrando al disponible cuesta X cantidad, porque consumió X de materia prima, tanto de mano obra y tanto de costos indirectos de fabricación”, explica el Director de Desarrollo de Negocios 

La logística es vital. Para ello Dynamics posee los Movimientos Logísticos Automáticos, que posibilita que el producto terminado sea posicionado en la máquina que está generando el disponible de aquel producto. Además, se puede generar un trabajo en el WMS avanzado que posiciona el producto en su ubicación final, con lo cual se reduce el registro manual de datos de materias primas.  

Siempre es importante tener en cuenta que cuando hablamos de integración de data, existen dos actores: quien envía la información y quien la recibe. Entonces, este proveedor X (que en este caso es externo a la compañía) debe exponer la información en un formato que se acuerda previamente (un XML, JSON, un archivo plano, un Excel, entre otros.). Entonces, este proveedor desarrolla la información para exportarla y la compañía para recibirla. 

“Este proceso, conocido como el Mapeo de los Campos, debe decirme, por ejemplo, qué materias primas generará para la orden de producción número uno. Entonces, debe indicarme las materias que está pesando o lo que me está vinculando, las cantidades, las unidades de medida, y de dónde lo está tomando. Esto es un caso promedio, puede sumarse más información; de esta forma hacemos la integración”, explica Ricardo. 

Estas aplicaciones están loguedas por una clave en el directorio activo del ERP. El sistema conoce quién entra por allí, previamente logueado, en el directorio activo de la aplicación. 

Es muy importante, para finalizar una exitosa operación, alertar que la información se envió y que, a su vez, se recibió. Es vital entregar datos de salida también. De esta manera, tenemos datos que componen el web service, datos de respuesta y el resultado de la operación.       

Además de la disponibilidad de la tecnología, debe pasarse a la etapa de la implementación y de sacar provecho de ella. El objetivo es que no sólo las grandes compañías puedan acceder a estas y otras tecnologías, sino una gran masa de empresas pueda subirse al tren de la eficiencia basada en datos y analítica.  

 ¡Solicite su DEMO ahora!  y transforme su organización por medio de una solución tecnológica y un equipo implementador de talla mundial!