Hoy en día, el primer aliado de la calidad en la industria alimentaria es una adecuada trazabilidad del producto. Con esto nos referimos a los datos, al registro y a la documentación asociados a un producto, así como a su recorrido a lo largo de toda la línea de producción hasta llegar al cliente final.

Para dimensionar su importancia en la industria de la trazabilidad del producto, puede resultarnos útil un ejemplo.

Supongamos que tenemos una fábrica de quesos y contamos con tres líneas de producción; sin embargo, hemos recibido una queja de un supermercado por un par de paquetes que tenían mal sabor. ¿Cómo podremos detectar cuál fue el problema y asimismo corregirlo?

Aquí la trazabilidad del producto será nuestra gran herramienta para solucionarlo, pues con esta podremos realizar un recorrido histórico del producto para verificar diferentes aspectos de su control de calidad alimentaria.

Así descubriremos en qué tramo de la cadena de producción estuvo la falla. Es decir, si en la elaboración del producto, en la calidad de sus ingredientes, en la conservación de alimentos, etcétera.

Y procederemos a ajustar lo pertinente en el funcionamiento del tramo en el que se haya presentado el inconveniente.

Tipos de trazabilidad del producto

Entrando en detalle, la trazabilidad del producto podemos clasificarla en tres categorías, de la siguiente manera:

Trazabilidad del producto hacia atrás

Corresponde muy bien al primer ejemplo que ilustramos más arriba, orientado a encontrar una falla en el proceso de producción. Otro caso más puntual nos lo da Amazon con su sistema Transparency.

Este hace un seguimiento hacia atrás para rastrear y verificar el origen del producto. De esta manera, evita posibles falsificaciones, garantizando que este es completamente original.

Trazabilidad del producto hacia adelante

Esta categoría de trazabilidad del producto registra e identifica toda la información relacionada con las entregas que salen de la empresa. De este modo, se pueden rastrear aspectos como:

· Origen y destino.

· Almacén de salida.

· Cliente receptor.

Igualmente, dependiendo de las etiquetas de productos alimenticios, pueden detectarse y prevenirse casos de contaminación cruzada, etcétera.

Trazabilidad interna

Esta es la que se ocupa del seguimiento de la producción dentro de la empresa. Así se registra información relevante de la cadena logística alimentaria como la maquinaria empleada, el lote, la temperatura, su manipulación, etc.

Además de que permite:

· Controlar variables sensibles como los tipos de inventarios utilizados.

· Supervisar la gestión de almacenes.

Herramientas clave para una correcta trazabilidad del producto

En este punto, hay que destacar que la tecnología es una aliada de primer nivel para efectuar una correcta trazabilidad del producto.

Yendo un poco más allá, veamos ahora cuáles son esos tres pilares o subsistemas de un sistema de trazabilidad competitivo:

· Sistema de identificación. Se utiliza para rotular adecuadamente las unidades, los embalajes y los lotes empleados en el proceso de producción.

· Sistema para captura de datos. Permite añadir datos adicionales que agregan información relevante a la trazabilidad del producto, como los conocidos códigos de barras.

· Sistema para la gestión de datos. Facilita procesar oportunamente todos los datos que se vayan recopilando alrededor de esta gestión en la producción de alimentos.

El aporte de un software ERP a la trazabilidad del producto

Considerando el nivel de automatización que requiere la industria, es aquí donde un software ERP entrega un aporte decisivo.

Esto lo hace integrando los sistemas anteriormente descritos para facilitar la información precisa acerca del estatus del producto. Así, contabilizando tiempos de entrega podrá:

· Prevenir errores potenciales y corregirlos.

· Generar un proceso más práctico y rentable.

En síntesis, el software ERP es la clave que permite sistematizar y automatizar los procesos de trazabilidad en una empresa.

Para cerrar, una buena analogía que nos ayuda a entender la funcionalidad de la trazabilidad del producto es el fútbol. Esta trazabilidad corresponde al rigor táctico y físico que define la estrategia para encarar al rival.

Y el software ERP viene siendo el director técnico que integra toda esta visión; ajustando todas las líneas y poniéndolas a funcionar como corresponde, con la velocidad apropiada para evitar que le metan goles a la calidad.

De este modo, este binomio debe procurar extender su invicto para cabalgar a su antojo la liga de la competitividad, regalándole gratos momentos a toda una hinchada (es decir, los clientes) cada vez más satisfecha y fidelizada.