La transferencia tecnológica es un proceso que impulsa el desarrollo entre las organizaciones. De esta manera, universidades, centros de investigación, gobiernos y empresas comparten sus conocimientos e innovaciones, para contribuir con el progreso.

Aunque diversos sectores participan en la transferencia tecnológica; los principales generadores son las universidades y centros de investigación. El papel que desempeñan es vital, ya que emplean sus recursos y conocimientos en diversos proyectos, licencias y estudios importantes.

Por ello, son protagonistas del flujo de conocimiento esencial para los sectores productivos de cada país y promueven la competitividad.

De esta forma, se relacionan la investigación; las tecnologías de la construcción, la planificación de proyectos y la construcción sustentable. Con el fin de levantar ciudades inteligentes que reflejen la productividad de las organizaciones, gracias a la transferencia tecnológica.

Según Statista (2021), la inversión mundial en ciudades inteligentes ascendió a US$124.000 millones en 2020. Por eso, hoy te hablaremos de la transferencia tecnológica, los actores que participan en ella y las innovaciones de otros sectores que han impactado en la construcción.

¿Qué es la transferencia tecnológica?

El concepto de transferencia tecnológica abarca el proceso de transferencia de conocimientos, habilidades y tecnologías entre organizaciones. Esto permite que las empresas con menos recursos accedan fácilmente a innovaciones científicas.

Así, la transferencia tecnológica otorga valor a productos y servicios a través de desarrollos novedosos. Además, facilita las mejoras de los bienes disponibles, impulsando la investigación, eficiencia y competitividad en la sociedad.

¿Quiénes participan en la transferencia tecnológica?

Existen actores de diversa índole que participan en el proceso de transferencia tecnológica y son esenciales para su continuidad. Tres de los entes principales son los gobiernos, los centros de investigación y las universidades.

Ellos destacan por ser los primeros que generan y comparten sus avances tecnológicos e iniciativas con el sector privado.

Luego le siguen las empresas; organizaciones que promueven el desarrollo de importantes investigaciones y avances. Por ello, invierten recursos y financian proyectos para impulsar el logro de grandes innovaciones para la sociedad.

Sin ellas, no sería posible hablar de transformación tecnológica, ya que sus acciones suman puntos a favor de la competitividad.

Transferencia tecnológica: 3 sectores que impactan en la construcción

La adopción e implementación de soluciones innovadoras es una tendencia en alza que acelerará el desarrollo global. Algunas de las nuevas tecnologías y campos que han permitido este logro en la construcción son las siguientes:

Ciencia de los materiales

Gracias a la ciencia de los materiales se logran proyectos de construcción sustentable y se reduce el costo de la mano de obra. La transferencia tecnológica promueve el uso de insumos novedosos que son más amigables con el medioambiente como los ladrillos solares, los concretos traslúcidos, las pinturas y los cementos verdes.

Desarrollo de software

El desarrollo de software especializados ha potenciado los sistemas de producción industrial. Tal es el caso de los ERP (Enterprise Resource Planning), aliados de la construcción 4.0.

Gracias a la integración de todos los recursos, elementos y actores que participan en un mismo proyecto, facilitan los procesos de distintas áreas. De esta forma, permiten que las empresas trabajen de manera optimizada, planificada y rentable.

Energías renovables

Frente a los desafíos del sector de construcción, la transferencia tecnológica ha sido clave. Especialmente para la adopción de soluciones innovadoras que impulsen el uso eficiente de los recursos naturales.

Por eso, los conceptos de construcción sustentable y desarrollo sostenible van de la mano. Según la Organización de las Naciones Unidas, los países deben promover los recursos renovables (energía solar, hidráulica, eólica, geotérmica y de biomasa). ¿Cómo? Adoptando tecnologías e infraestructuras de energía no contaminante.

Transferencia tecnológica vs. Construcción: casos de éxito

Según IDC, las ciudades inteligentes aprovechan los dispositivos inteligentes, las redes, la infraestructura de nube, las aplicaciones y el análisis de datos para desarrollar nuevos conocimientos, productos y servicios.

Veamos algunos casos aplicados al sector de la construcción:

Caso MaRS Office: Tecnología vs. Construcción sustentable

La construcción sustentable es una tendencia en aumento. Por ello, en la planificación de proyectos se deben incluir materiales que cuiden el medioambiente.

El caso de la MaRS West Tower en Toronto merece ser mencionado. En 2019, esta obra de código abierto recibió el galardón como Edificio Destacado del Año por su impacto comunitario y sus prácticas ambientales.

Es símbolo de innovación canadiense; respalda el ecosistema tecnológico y alberga un centro de investigaciones sobre construcción y computación. Gracias a la inteligencia artificial y el aprendizaje automático, su fachada de madera detecta nudos en ella.

Caso Tecno Fast: Construcción modular vs. Minería

Otro ejemplo interesante de la transferencia tecnológica en la construcción son los campamentos mineros en Chile.

Están construidos de forma modular, lo que disminuye costos y tiempos. Por la ubicación y condición geográfica, la implementación de módulos ha simplificado su instalación en zonas de difícil acceso.

Tecno Fast, es reconocido por ser pionero estratégico e innovador en este sector. También se emplean desde instalaciones de faena prefabricadas, con madera y terminaciones listas, hasta containers.

Esto aumenta la productividad y rapidez de ensamblaje de las obras. Por ello, la construcción modular ha tomado fuerza en los últimos años.

Caso Torre Chapultepec: uso de software inteligentes

La transformación tecnológica facilita la adquisición de software que aumentan la competitividad y productividad de los procesos. Con la llegada de la tecnología ERP y BIM (Building Information Modeling), la construcción se reinventó con nuevas metodologías de trabajo a través de software inteligentes.

Un ejemplo de su aplicación es la Torre Chapultepec en México; edificio emblemático que empleó esta tecnología en su construcción.

Esto facilitó el prediseño, la planificación y el desarrollo de maquetas virtuales basándose en datos. A su vez, eliminó contrariedades existentes durante la construcción y el choque de estructuras metálicas con tuberías y conexiones.

De esta forma, se convirtió en un ejemplo de transferencia tecnológica, al pasar de soluciones 2D y 3D al uso de software novedosos y eficientes.

Como ves, la transferencia tecnológica tiene sus ventajas y es posible si se fortalece la cooperación entre diversos sectores.

Esto impulsa el trabajo colaborativo, la innovación, la sostenibilidad y la competitividad de los países. Por ello, las empresas deben compartir sus recursos científicos y tecnológicos, para brindar una mejor calidad de vida a la sociedad.