La digitalización en la industria de la Construcción ha jugado un papel clave en los últimos 5 a 7 años. Desde proyectos constructivos conectados con IoT, hasta cadenas de suministro 100% digitales, las empresas están calibrando diversas tecnologías para poder transformar el lugar de trabajo y brindar una mayor eficiencia. Las tecnologías digitales pueden ayudar a aumentar la visibilidad, mejorar el flujo de trabajo y agilizar la programación de un proceso constructivo. Digitalizar Construcción: esa es la clave de un mundo en constante crecimiento.

Por ejemplo, soluciones basadas en Machine Learning o Inteligencia Artificial, ayudan a muchas Constructoras a crear un entorno de trabajo más seguro y eficiente. Esto a menudo se logra mediante el seguimiento del comportamiento de los trabajadores y la prevención de accidentes en tiempo real, mediante visualización avanzada de datos y alertas tempranas. Es decir, con nuevas tecnologías.

Por ejemplo, para lograr disfrutar los beneficios de un proceso constructivo digitalizado, es necesario contar con algunas tecnologías. Una de ellas es la Red de Suministro Digital (DSN, por sus siglas en inglés) se está convirtiendo cada vez más en una herramienta imprescindible para las empresas de Construcción.

Con las demoras habituales en la entrega de una obra, el uso eficiente de los recursos, tanto humanos como materiales, puede ser esencial. Un DSN tiene el potencial de ayudar a las empresas a mejorar la calidad y disponibilidad del material suministrado, ajustar los costos con los subcontratistas y proveedores y cumplir con los plazos del proyecto. Digitalizar Construcción: esa es la clave de un mundo en constante crecimiento

Menos fuerza muscular, más automatización

La automatización en los sitios de construcción es una gran oportunidad de aprovechar las nuevas tecnologías digitales.

Los robots no son ciencia ficción, están ayudando a muchas empresas a reducir su dependencia de trabajadores de la construcción, al automatizar tareas repetitivas (como la albañilería).

La pandemia está empujando a las empresas de construcción a utilizar cada vez más drones, para la vigilancia e inspecciones remotas de proyectos de construcción y para mitigar la interrupción en ciertas actividades de construcción. Es bastante probable que el grado de adopción digital por parte de las Constructoras desempeñe un papel fundamental en su capacidad para recuperarse y prosperar en los próximos años.

Este ecosistema tecnológico, que facilita la automatización, es un habilitador clave para adaptarse a las nuevas realidades del mercado, incluida la necesidad de incorporar rápidamente capacidades digitales para facilitar entornos de diseño, ingeniería y construcción, más productivos y seguros.

Tomemos, por ejemplo, la necesidad de equipar a los trabajadores de la construcción con “herramientas” de salud y seguridad, cuando entran en contacto cercano en el lugar de trabajo. Las empresas deben recurrir a sus proveedores de tecnología para identificar, adquirir e implementar rápidamente nuevos software y dispositivos móviles (como wearables) para proteger a los trabajadores. Digitalizar Construcción: esa es la clave de un mundo en constante crecimiento.

Además, muchas de las relaciones que las empresas constructoras tienen con sus proveedores de tecnología, se están convirtiendo más en alianzas y asociaciones, donde los proveedores ayudan a las empresas a utilizar tecnologías habilitadoras clave, como el Modelado de Información de Construcción (BIM), Realidad Mixta (AR / VR) y mayor inteligencia para impulsar una transformación digital más amplia.

BIM: Building Information Modeling

Planificación, diseño, construcción y gestión digital eficiente ya es una realidad gracias a la metodología de Modelado de Información en Construcción (BIM), el cual reduce significativamente los costos y riesgos en los procesos de planificación y construcción.

La base del BIM es un modelo 3D digital en que todas las partes involucradas en el proyecto de construcción, desde el arquitecto, la empresa constructora, hasta el propietario, trabajan simultáneamente y siempre tienen acceso a todos los datos y planos actualizados en tiempo real.

Esto se debe a que los problemas y potenciales complicaciones o ‘atrasos’, se pueden visualizar y evidenciar durante la etapa de planificación, lo que se conoce como ‘pre construcción digital’, que ahora se resuelve virtualmente antes de que realmente se materialice en el sitio de construcción. Antes de verter el hormigón.

Con el BIM, todas las operaciones están involucradas desde la primera fase del proyecto. Además, se intercambia y comparte mucha información a través del sistema y se realiza un seguimiento durante todo el progreso del proyecto en tiempo real.

Es un estándar global, el cual ya está siendo utilizado por algunos países de Latinoamérica, como Argentina, Bolivia, Perú, Uruguay o Brasil. Se espera para este 2020 que las expectativas de crecimiento en el uso de la metodología BIM alcance 11% en le región, según BIM Forum.

Conclusión

Necesitamos avanzar en un compromiso inquebrantable, tanto con el cambio de políticas públicas, como con mayor innovación en el sector Construcción. AlfaPeople sabe que la tecnología digital adecuada es esencial para ayudar a los clientes a construir mejor.

Con las tecnologías de próxima generación disponibles, las Constructoras tienen todo el poder de construir las carreteras, puentes, viviendas, universidades, carreteras, aeropuertos, ferrocarriles, y mucho más, de manera más rápida, segura y sostenible. Digitalizar Construcción: esa es la clave de un mundo en constante crecimiento.