El control de calidad alimentaria es un proceso vital para el funcionamiento de esta industria. Esto se debe a que garantiza el cumplimiento de estándares, seguridad y condiciones óptimas para el consumo de productos alimenticios.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el control de calidad alimentaria está relacionado con el logro de varios Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Asimismo, es esencial para garantizar prácticas justas y potenciar oportunidades de crecimiento a lo largo de toda la cadena alimentaria.

Considerando que las tecnologías y el comercio mundial cambian rápidamente, el control de calidad alimentaria desempeña un papel esencial. Por tanto, evaluar sus peligros derivados también es fundamental. En este sentido, hablaremos de los criterios a tomar en cuenta para asegurar la calidad que recibe el consumidor final.

También, mencionaremos las ventajas que un software ERP puede ofrecer en este proceso.

Control de calidad alimentaria: criterios a evaluar

El control de calidad alimentaria contempla ciertos parámetros tecnológicos, físicos, químicos, microbiológicos, nutricionales y sensoriales que garantizan un alimento sano y delicioso.

Así, el fin último de este procedimiento es proteger al consumidor. Para alcanzar eficiencia en el control de calidad alimentaria debes conocer los aspectos a considerar durante el proceso. Por eso, te hablaremos de algunas propiedades y atributos que no puedes pasar por alto:

1. Aspecto sensorial:

Destaca el sabor, el color, el aroma y la textura del producto alimenticio.

2. Aspecto cuantitativo

Incluye el contenido en azúcar, proteína, fibra, peróxidos, ácidos grasos libres, entre otros agregados que contiene el alimento.

Con base a estos atributos sensoriales y cuantitativos se establecen los estándares de calidad; sobre la composición del producto y las reacciones adversas esperadas. También, el envase, vida útil y tipo de consumidores al que va dirigido el producto.

Ventajas de los sistemas ERP para el control de calidad alimentaria

Una de las tecnologías que está marcando pauta en la industria alimentaria son los software ERP (Enterprise Resource Planning).

Parte de las funcionalidades que brinda un sistema ERP, en el control de calidad alimentaria y la cadena logística, se destacan a continuación:

Gestión de pruebas periódicas

Apoya la gestión de calidad a través de proyecciones y muestras seleccionadas al azar que se comparan con estándares normales.

Los informes y resultados permiten alertar ante posibles errores y riesgos, aprender de situaciones previas y mejorar continuamente los productos.

Análisis de datos

Esta tecnología se ha convertido en un pilar fundamental de la industria alimentaria, ya que ayuda a predecir y planear mejor la producción.

Así, ofrece respuesta a las necesidades informativas de los consumidores (etiquetas de productos alimenticios, valor nutricional, etc.) y combina información sobre las líneas de producción para optimizar procesos.

Gestión logística

Contribuye con la cadena de suministros y la predicción de requerimientos de la gestión de almacenes e inventarios.

También, facilita el monitoreo y trazabilidad de los alimentos durante todo su proceso productivo y su distribución.

Digitalización y fabricación inteligente

Con este sistema, los procesos automatizados son más sostenibles, rentables, seguros y eficientes. Por lo tanto, facilita las operaciones y el control de calidad alimentaria.

Gestión de recetas

El sistema ERP es capaz de incluir la sustitución de ingredientes por otros alternativos y también la ampliación de lotes. Por ello, permite cambios rápidos de recetas, fórmulas y pedidos de los clientes.

Innovación y productividad

Las plataformas colaborativas impulsan nuevas formas de organización empresarial. Así, apoyan la gestión y control de calidad alimentaria para ganar rentabilidad y disminuir costos por errores operativos.

Inocuidad alimentaria y conservación de alimentos

El sistema facilita el seguimiento de los componentes incluidos en los productos alimenticios para garantizar la inocuidad alimentaria y la conservación de los alimentos. Por lo cual, atiende la fecha de vencimiento y el ciclo de fabricación, almacenamiento y transporte.

Invertir en herramientas que optimicen y potencien tu cadena logística tiene sus beneficios. Uno de ellos es la adopción e implementación de soluciones y herramientas de gestión como el sistema ERP.

Para el 2050, la producción de alimentos podría crecer un 70 % para satisfacer la demanda de más de 9.000 millones de habitantes en el mundo. Esto les brinda oportunidades a países de América Latina y el Caribe.

Como ves, afrontar los nuevos desafíos será un reto para las empresas de la región que conforman la industria alimentaria.

Sin embargo, contemplar sistemas y tecnologías para optimizar el control de calidad alimentaria es clave. Estos mecanismos deben actualizarse e integrar análisis de riesgos, normas internacionales y mejores prácticas como las del Codex Alimentarius.

Todo esto con el fin de garantizar la eficiencia operativa y la calidad de los alimentos. Además, prevenir la contaminación cruzada y cualquier otro aspecto que ponga en riesgo la salud del consumidor final.

 

Créditos imagen principal