¿Pensando en comprar un automóvil? Mejor reflexiona con calma mientras ves una película en Netflix… ¡que no sea Rápido y Furioso!

Piensa lo siguiente: si quieres ver una película, te suscribes a Netflix, Amazon Prime, Disney Plus, u otro; por el período que desees y abandonas cuando gustas. La película no te pertenece, ni tampoco los estudios cinematográficos. Pero lo disfrutas y está siempre allí. ¿Has oído hablar del Automóvil como Servicio?

¿Por qué no usar un automóvil como usas Netflix?, ¿por qué no pagar una subscripción con una marca determinada y poder cambiar el modelo cuando desees, del color que te gusta, sin que aquellos vehículos jamás te pertenezcan?

No hablamos de la tendencia del automóvil compartido (carsharing), servicio ofrecido por empresas como Awto, Toyota MS o Keego; ni tampoco Uber o el tradicional arriendo de un carro por un determinado tiempo.

Hablamos de algo mucho más personalizado, donde el trato se hace directo con el fabricante. Hablamos de la tendencia del Automóvil como Servicio (CaaS, por sus siglas en inglés).

¿Qué es el Automóvil como Servicio? Evolución en la industria automotriz

Estamos hablando de una tendencia, similar a lo que ocurre con el software, donde usas un carro de una determinada marca, previo pago de una subscripción, más conocida como Automóvil como Servicio.

La diferencia con el auto compartido, radica que en el modelo CaaS, el pago se hace directamente con el fabricante del vehículo, no con el concesionario u otro intermediario. Es personalizado y pensando en la flexibilidad del nuevo tipo de consumidor.

Volvo, General Motors, VW, Mercedes Benz, Porsche, Tesla y Ford, por mencionar algunas, ya han lanzado su CaaS. Variados analistas de la industria, estiman que el mercado de las suscripciones de automóviles experimentará un auge en un futuro cercano.

Los rápidos avances en tecnología han cambiado los fundamentos de muchas industrias. El aumento de la conectividad, así como la digitalización, y cambios en el comportamiento de los consumidores, también están afectando a la industria del automóvil.

Al igual que en otras industrias, los clientes de automóviles también quieren tener muchas opciones para elegir. Esta es la razón por la que la industria se ve obligada a repensar sus modelos comerciales tradicionales.

Automovil como servicio

Las experiencias de recreación de los nuevos consumidores están determinando la forma en que se utiliza un automóvil

La compra tradicional de un automóvil será cosa del recuerdo

Está arribando la nueva frontera para la industria del automóvil. Esta industria ya no solo se limitará a vender coches (lo que irá en franco retroceso). En cambio, las empresas están cambiando su enfoque basado en productos, avanzando hacia un enfoque basado en entregar un servicio completo. El Automóvil como Servicio llega a satisfacer aquella necesidad.

Toda esta revolución que están viviendo los fabricantes, donde la tecnología, los coches eléctricos, autónomos, con múltiples sensores y aplicaciones, puede decirse que es un paso natural de la industria.

Vemos como la economía colaborativa muta cada día, a favor de un nuevo tipo de consumidor, más informado, inteligente y otras motivaciones, que no necesariamente se vinculan con la obtención de bienes materiales. Las experiencias se valorarán cada día más.

“A medida que transformamos el Grupo Volkswagen en un proveedor de movilidad digital, buscamos aumentar continuamente la eficiencia de nuestro desarrollo de software”, dijo hace pocos días, Dirk Hilgenberg, CEO del Car.Software Organisation del Grupo Volkswagen, una unidad especializada en incrementar el uso de software en todo el proceso de fabricación y operación de los productos VW.

Interesante es la alianza que se anunció aquel día, entre el Grupo VW y Microsoft, para aprovechar la potencia de la nube de Azure en los planes del fabricante.

Microsoft no podía quedar al margen de esta revolución en la Industria Automotriz. Descubra aquí como la compañía de Redmond, está ofreciendo una serie de soluciones y tecnologías para esta industria.

Dado que este enfoque está más orientado al nuevo consumidor, resulta más atractivo para los clientes Millennials, e incluso más jóvenes. Los ‘nativos digitales’, ya no piensan en comprar un automóvil, tal como ocurría en el pasado, donde la compra de un carro era un evento de importancia familiar.

Hoy en día, los nuevos e informados consumidores, solo piensan en un automóvil si necesitan un viaje que lo amerite, y con las respectivas características necesarias para aquel viaje. No será el mismo vehículo para pasear por la ciudad, que para ir a la aventura por los campos o para ‘darse el gustillo’ de conducir un convertible de alta gama.

Flexibilidad sobre ruedas

Recordemos que el modelo Automóvil como Servicio, brinda flexibilidad en manos de los clientes. Pueden cambiar y actualizar los vehículos cuando quieran, al igual que un smartphone. La suscripción a un automóvil no vincula al cliente durante años, pueden ser meses, semanas, un fin de semana, etcétera, o lo que él o ella desee.

Los fenómenos ya conocidos, como compartir el coche, ya sea entre amigos o familiares, o a través de una compañía, o el típico ‘rent a car’, son preludios de una evolución hacia un modelo CaaS más masivo. La venta tradicional no dejará de existir, pero será solo para un nicho más exclusivo.

Automovil como servicio

Ya no es necesario comprar un vehículo para toda la vida. Los fabricantes están adaptando sus clásicos modelos

Pensemos que, a partir de 2030, es probable que veamos vehículos eléctricos autónomos ampliamente utilizados en nuestras carreteras. Esto creará la necesidad de toda una plataforma tecnológica disponible para todo el ciclo de vida del vehículo, desde la adquisición, hasta la post venta, y servicios adicionales como talleres y seguros.

La tendencia del Automóvil como Servicio y los modelos de suscripción y pago por uso, son claramente observable en muchas industrias. Empresas de diferentes sectores han cambiado con éxito el vender productos a proporcionarlos como un servicio.

La industria automotriz adoptó esta tendencia. No hay vuelta atrás.

Para obtener más información sobre las soluciones que AlfaPeople cuenta para la Industria Automotriz, contáctese con nosotros.